Geosmina, ese olor característico del compost a tierra mojada

Una de las peculiaridades del compost es su olor durante la maduración. Un compost maduro, con independencia del residuo del que proceda, suele oler a tierra húmeda, mojada, a “suelo de bosque” como dicen los agricultores. Este olor es un reflejo indirecto de que el compostaje se ha realizado correctamente, ya que si todavía huele al residuo del que procede, el compost no está bien hecho. Así de sencillo.

Geosmina
Fórmula química de la geosmina, cortesía de Wikipedia

Este olor característico se lo debemos en parte a un compuesto llamado Geosmina, un metabolito secundario que generan numerosos hongos, cianobacterias y actinomicetos. Es un compuesto orgánico de bajo peso molecular, volátil y fácilmente perceptible por nuestros órganos sensoriales, en especial el olfato. Por lo visto, los microorganismos lo generan cuando sufren alguna deficiencia nutricional que les impide su correcto crecimiento y proliferación. Un ejemplo de esta limitación ocurre durante la fase de maduración del compostaje, donde la fracción de carbono orgánico asimilable se reduce considerablemente, ralentizándose así, la actividad biológica del compost. El carbono que queda es recalcitrante, difícil de metabolizar, y esto pasa cuando la relación C/N alcanza valores menores de 15, característicos de los compost maduros.

Pocos son los estudios que han cuantificado este metabolito durante el compostaje. De hecho, y según sus autores, este trabajo que comentamos es el primero que analiza la producción de este compuesto tanto a escala de laboratorio como a escala industrial; y lo han hecho con resultados satisfactorios. Han comprobado que analizar la emisión de este compuesto es una herramienta eficaz para conocer el estado del proceso y así, conocer si el compost está terminado o no. De hecho, han demostrado que existe una correlación entre la producción de este metabolito y la relación C/N, que nos indica la madurez del compost, e incluso que dicha emisión se debe a la proliferación de los actinomicetos que crecen durante esa fase.

La fuente:

H.F. Li , T. Imai , M. Ukita , M. Sekine & T. Higuchi (2004) Compost Stability Assessment Using a Secondary Metabolite: Geosmin, Environmental Technology, 25:11, 1305-1312, DOI: 10.1080/09593332508618374

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.