¿Cómo incrementar los nutrientes de un compost?

El compost es una fuente de materia orgánica, microorganismos beneficiosos y nutrientes para las plantas como el nitrógeno (N), el fósforo (P) y el potasio (K), aunque es habitual que estos últimos estén en concentraciones modestas. Por esta razón, muchos investigadores han estudiado cómo incrementar su contenido y disponibilidad en el compost con el fin de mejorar sus propiedades agronómicas. Dos son las estrategias más habituales para conseguirlo:

¿Cómo conservar el nitrógeno del compost?

El nitrógeno es un elemento esencial para la vida y a pesar de ser el componente principal de la atmósfera (cerca del 80 % es nitrógeno gas, N2), está en una forma química muy poco biodisponible. Por este motivo es un factor limitante para el crecimiento de las plantas y por consiguiente, la producción agrícola.

Nuestras leguminosas ya van creciendo…

Esta entrada corresponde al diario del proyecto de investigación ciudadana CAOS ¿Cómo incrementar la materia orgánica de nuestros suelos?   En la última entrada hicimos nuestro abono orgánico y ahora toca probarlo con nuestras plantas. En esta ocasión, vamos a crecer varias leguminosas como la judía o el guisante. Para …

¿Cuanto cuestan los nutrientes de un compost?

El compostaje permite transformar residuos orgánicos en abonos que pueden usarse en agricultura. Los compost tienen un importante contenido de materia orgánica y nutrientes, como el nitrógeno (N), el fósforo (P) y el potasio (K), aunque su concentración varía en función de los residuos iniciales usados. Estos nutrientes pueden sustituir en parte al abonado mineral, lo que supone cierto ahorro para el agricultor. Pero, ¿de cuanto estamos hablando?

El índice Ag o cómo saber si un compost tiene demasiadas sales

David M. Crohn, de la Universidad de California (EEUU), propone el índice Ag para determinar si un compost es adecuado o no desde el punto de vista nutricional teniendo en cuenta el exceso de sales. El índice Ag se calcula de forma experimental como la suma de la masa (g) de los principales nutrientes (N + P2O5 + K2O) dividida por la masa de NaCl (Na + Cl).

La fijación biológica como fuente de nitrógeno en la biosfera

El nitrógeno es uno de los elementos más importantes de la biosfera. Es, junto al fósforo, uno de los grandes limitantes para el desarrollo de la vida, ya que aunque está en grandes cantidades, su forma es poco asimilable. Para el caso del nitrógeno, es su forma gaseosa (N2), que es componente el principal de la atmósfera (70%). Esta molécula es muy estable y poco reactiva desde el punto de vista químico, al estar formada dos átomos de nitrógeno unidos por un triple enlace difícil de romper.

Las lombrices de tierra incrementan la actividad microbiana del suelo

En el suelo habitan multitud de seres vivos, algunos muy pequeños y otros no tanto, pero todos en perfecta sintonía. Un ejemplo son las lombrices de tierra, que ayudan a la transformación de los suelos modificando su estructura física, química y biológica. También incrementan la actividad enzimática microbiana relacionada con nutrientes esenciales como el carbono, nitrógeno o el fósforo, creando zonas o «puntos calientes» de actividad biológica.

Los exudados de la raíz activan a los microorganismos de la rizosfera

La rizosfera es la parte del suelo ligada a la raíz, y es donde se concentra una alta actividad biológica. Las raíces exudan compuestos enzimáticos que inician la transformación de los nutrientes para asimilarlos, y al mismo tiempo, estos exudados activan la actividad enzimática de los microorganismos presentes dicho suelo, generando una sinergia que incrementa dicho proceso. Se hipotetiza que este efecto genera un gradiente espacial en dicha actividad, mayor cuanto más cercano a la raíz, aunque hay muchos aspectos de este proceso que siguen sin conocerse como por ejemplos cuales son los compuestos químicos que detectan los microorganismos y que las activan.