Laboratorio de compostaje: microbiología y esterilización

Durante el compostaje los microorganismos son los grandes protagonistas de la degradación de la materia orgánica. Tienen un papel fundamental en todos los procesos y es por este motivo por el que vamos a dedicar una serie de entradas que nos permitan saber más sobre la microbiología del compostaje y como trabajar con ellos desde un punto de vista práctico.

Dentro del Manual de Compostaje, hay una sección sobre la microbiología y el compost que recomiendo su lectura para completar esta. Estos son los artículos escritos hasta la fecha (nota: consultar esta sección para ver actualizaciones y artículos más recientes):

  1. Efecto de la temperatura en la supervivencia de patógenos de plantas durante el compostaje
  2. Biodiversidad microbiana del compostaje mediante técnicas de secuencación masiva
  3. Bacterias y hongos en el compost
  4. Reactivando la biología del compost
  5. Supervivencia de rizobios en el compost
  6. Microorganismos que transforman el nitrógeno en un compost de estiércol
  7. Microbiología del compost según la temperatura del compostaje
  8. Composts como alternativa a la turba: inoculación de rizobios
  9. La tasa de respiración (o el consumo de oxígeno) es un indicador de la actividad biológica de un compost
  10. Microorganismos extraídos de un compost mejoran el crecimiento de Arabidosis Thaliana
  11. Recuento de microorganismos mesófilos en un compost

Antes de empezar a trabajar en el laboratorio con los microorganismos del compostaje existen algunos conceptos y definiciones básicas que hay que tener claros:

  1. Microorganismo: toda entidad microbiológica, celular o no, capaz de reproducirse o transferir material genético.
  2. Cultivo celular: el resultado del crecimiento “in vitro” de células obtenidas de organismos multicelulares.
  3. Desinfección: Eliminación o destrucción de las formas vegetativas de los microorganismos residentes (y de su potencial infeccioso), en un objeto inanimado. No se incluye la eliminación de las formas de resistencias esporuladas.
  4. Esterilización: Eliminación o destrucción de toda forma de vida microbiana, incluidas las formas de resistencia (esporas). Un producto se considera estéril cuando existe una probabilidad de 1 entre un millón de que contenga microorganismos viables.
  5. Tindalización: Es un método de esterilización que consiste en someter el producto a calentamientos intermitentes entre 80 y 100 ºC durante 1 hora durante 3 días sucesivos. En los intervalos se mantiene a temperatura ambiente o a 37ºC, de esta forma las esporas germinan y las bacterias resultantes se hacen más sensibles y en la siguiente exposición al calor las células vegetativas son destruidas.

En un laboratorio de investigación de microbiología es fundamental tener condiciones estériles que aseguren que nuestros cultivos de microrganismos son puros, es decir, que si queremos crecer una bacteria específica no nos aparezcan otros microorganismos al mismos tiempo tal y como puede apreciarse en la siguiente fotografía:

Microorganismos en placa petri
Microorganismos con diferente morfología

Existen numerosos métodos para conseguir la esterilidad del material del laboratorio a utilizar. A grandes rasgos, hay tres: los métodos físicos (utiliza calor, radiación, etc.), los métodos químicos (utilizan sustancias químicas como los óxidos de etileno, alcohol, etc.) y los métodos mecánicos (como la filtración, sobre todo para líquidos). En la siguiente figura se observa una recopilación de los mismos y las principales características se pueden consultar en el SIGUIENTE ENLACE:

métodos esterilidad
Para terminar, quiero centrarme en uno de los métodos que más utilizamos en nuestro laboratorio, la esterilización por calor húmedo. Para realizarlo usamos un equipo llamado AUTOCLAVE que básicamente es un recipiente cerrado que permite mantener el material a una temperatura y presión de vapor de agua determinada que asegure la esterilidad del material. En el siguiente vídeo, podéis observar como es un autoclave y como funciona.

¿Cómo podemos saber si el material está esteril? Existe una forma sencilla de saber si el material está estéril cuando lo metemos en un autoclave y es usando un indicador. Normalmente, se suele utilizar una cinta adhesiva que se coloca en el material con un compuesto que se vuelve negro cuando se somete a la esterilización.

cinta de autoclave

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.