Sustancias húmicas durante el composaje

 

El estudio de la evolución de las fracciones de naturaleza similar a la húmica en procesos de compostaje resulta del máximo interés teniendo en cuenta que estás van a condicionar la calidad del compost final obtenido y son un fiel reflejo del grado de estabilización y madurez de la materia orgánica del compost. Se han propuesto numerosos índices para definir el grado de humificación en función del contenido y relación del carbono presente en las distintas fracciones de la materia orgánica. Entre ellos destacan:
  • Relación de humificación (RH): (CEX/COT)x100.
  • Grado de humificación DH = [(CAH+CAF)/CEX ] x 100.
  • Índice de humificación (IH): (CAH/COT)x100.
  • Porcentaje de ácidos húmicos (PAH): (CAH/CEX) x100.
 
CEX es el carbono orgánico extraíble con disolución alcalina, COT el carbono orgánico total en muestra sólida, CAH el carbono orgánico de ácidos húmicos y CAF el carbono orgánico de ácidos fúlvicos.
 
Numerosos trabajos han evaluado la posibilidad de emplear estos parámetros como indicativos de la madurez de los materiales compostados, relacionándolos con otros parámetros tales como la relación COT/NT, la capacidad de cambio catiónico, etc. (Roletto y col., 1985; Saviozzi y col., 1988; Iglesias Jiménez y Pérez García, 1992a y b). El principal problema que se debe resolver es la inclusión de gran cantidad de materiales no humificados, sobre todo en los estados iniciales del proceso de compostaje, que pueden conducir a interpretaciones erróneas. Para solventar el principal problema de estos índices, se han propuesto modificaciones y mejoras en el fraccionamiento de los materiales húmicos, con el fin de separar las fracciones verdaderamente de naturaleza húmica, de manera que han aparecido nuevos índices que se basan en el paso de los extractos a través de resinas para distinguir la verdadera fracción humificada.

En muchos de estos estudios se considera a la fracción de ácidos húmicos como la menos contaminada por sustancias de naturaleza no húmica de modo que la mayoría de éstas aparecen junto a la fracción fúlvica. Por este motivo, Sequi y col. (1986) propusieron un nuevo índice de humificación basado en estas consideraciones, este método consiste en la determinación del índice de humificación, calculado como el cociente entre la fracción de carbono orgánico no humificado y el de la fracción humificada (IH = [CNH/(CAH+CAF)]). La separación de la fracción no humificada se realiza con el paso por la resina (polivinilpirrolidona), que retiene principalmente la fracción fenólica.
Otros métodos más complicados y costosos, no propiamente utilizados como parámetros de madurez, cuya finalidad es caracterizar las sustancias húmicas que aparecen en los composts, evaluando su naturaleza húmica y comparándola con las sustancias húmicas que aparecen en los suelos, incluyen: el análisis elemental y de grupos funcionales (acidez total, grupos carboxilos, grupos fenólicos y carbonilos), electroisoenfoque, técnicas cromatográficas, electroforesis, espectroscopia IR y FTIR, técnicas de resonancia magnética nuclear y espectroscopia de fluorescencia, entre otros. Estas técnicas están enfocadas al conocimiento detallado de la composición, estructura y funcionalidad de la fracción húmica de la materia orgánica del compost, su evolución durante el compostaje y del producto final.
Bibliografía
  1. Sequi, P., de Nobili, M., Leita, L., and Cercignani, G. (1986). A new index of humification. Agrochimica XXX, 1-2.
  2. Roletto, E., Barberis, R., Consiglio, M., and Jodice, R. (1985). Chemical parameters for evaluating compost maturity. BioCycle 26, 46-47.
  3. Saviozzi, A., Levi-Minzi, R., and Riffaldi, R. (1988). Maturity evaluation of organic waste. BioCycle 29, 54-56.
  4. Iglesias Jiménez, E., and Pérez García, V. (1992a). Composting of domestic refuse and sewage sludge. II. Evolution of carbon and some “humufication” indexes. Resources, Conservation and Recycling 6, 243-257.
  5. Iglesias Jiménez, E., and Pérez García, V. (1992b). Determination of maturity indices for city refuse composts. . Agriculture, Ecosystems and Environment 38, 331-343.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*