Emisión de gases de efecto invernadero durante el compostaje de alperujo

La emisión de gases de efecto invernadero (GEIs) durante el tratamiento de los residuos orgánicos es un tema de gran interés entre los investigadores que estudian el calentamiento global, siendo el compostaje uno de los sistemas de tratamiento más extendidos. Como ya sabemos, el compostaje es un proceso biológico donde los microorganismos degradan la materia orgánica de los residuos orgánicos transformándolos en materiales estables de alto interés agrícola como los composts. Fruto de esa actividad, se emiten durante el compostaje dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O) en distintas proporciones dependiendo de diversos factores. El CO2 es el principal producto del metabolismo microbiano que degrada la materia orgánica y de hecho, es un índice muy utilizado por los investigadores para estudiar la estabilidad o madurez de un sustrato orgánico (menor tasa de emisión representa menor actividad biológica y viceversa). Sin embargo este CO2 de origen biológico no es considerado como GEI . El CH4 se produce durante la degradación de la materia orgánica en ambientes de bajo contenido de oxígeno o anaerobiosis. Aunque el compostaje es un proceso aeróbico, suele ser común que se creen zonas de anoxia en las pilas de compostaje, sobre todo en la parte más profunda de las pilas que no se voltean frecuentemente (hay poca difusión del oxígeno). Para el caso del N2O aunque se conocen varios procesos (como la desnitrificación), el principal responsable de la emisión del N2O durante el compostaje es la nitrificación, es decir, la transformación del amonio que viene del nitrógeno orgánico a nitrato (un proceso muy importante que limita el potencial agronómico de los composts obtenidos).

 

Como decíamos antes, las emisiones de estos GEIs dependen de varios factores como la composición inicial de las pilas o el sistema de compostaje empleado. Para profundizar en esta cuestión, los autores de este estudio los han cuantificado durante el compostaje del principal subproducto de la industria extractiva del aceite de oliva, el “alperujo”. Para eso han ensayado hasta cinco pilas de compostaje mezclando “alperujo” con otros residuos orgánicos. Algunos de sus resultados demuestran que la tasa de emisión de CO2 es similar a todas las pilas con independencia de su naturaleza, estando directamente relacionada con la tasa de degradación de la materia orgánica (mucho más intensa durante la etapa termofílica, la de mayor actividad biológica, como era de esperar). No fue así para el caso del CH4 y del N2O, que dependieron significativamente de la naturaleza de los residuos orgánicos mezclados con el “alperujo”. Para el caso concreto del N2O, los autores observaron que la disponibilidad del amonio es un factor limitante en su emisión, cosa que comprobaron al añadir urea en una de las pilas (registraron un incremento en la emisión del N2O tras su adición).
Related Posts

2 Comentarios

  1. rafael

    BUENAS TARDES MI NOMBRE RAFAEL TENGO UN PLAN DE TESIS Y QUISIERA INFORMACIÓN COMO INFLUYE LOS GASES DE METANO EN UNA PLANTA DE VERMICOMPOSTA EN LOS TRABAJADORES.
    le agradeseria si tuviera datos de las emisiones del metano en el compostaje

    1. Estimado Rafael.
      Creo que las emisiones de metano son muy bajas en el vermicompostaje ya que las pilas no son muy altas y las lombrices airean mucho el sustrato al moverse. Por lo que se, el metano se produce sobre todo cuando no hay oxígeno en las pilas. También es posible que las propias lombrices emitan algo debido a su tracto digestivo, pero no creo que sea elevada dicha emisión.
      En mi opinión creo que el metano no es un riesgo para los trabajadores. Habrá otros factores de riesgo, pero este opino que no.
      Un saludo y suerte con sus tesis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.