Contaminación por drogas en el agua potable

Como ya hemos comentado en varias ocasiones, el desarrollo de nuestras sociedades ha llevado en ocasiones a importantes alteraciones de nuestros ecosistemas, tanto terrestres como acuáticos. Algunos procesos de contaminación pueden afectar al medio ambiente y concretamente, a los seres vivos que habitan y dependen de ellas. Algunas veces, estas alteraciones son bastante obvias, y en otras no, por lo que son estas últimas las que hay que seguir investigando para obtener con toda la certeza posible, sus posibles efectos.
Nota: La contaminación por drogas en el agua potable empieza a ser una realidad
Uno de los problemas a los que nos enfrentamos hoy en día es la calidad del agua potable, tanto subterránea como superficial. Esta puede venir de forma natural o a través de procesos de depuración, siendo esta última forma la que nos abastece fundamentalmente y nos aporta el agua potable que llega a los grifos de nuestras casas. Actualmente, el abastecimiento de agua potable en el mundo es un problema bastante grave ya que una gran parte de la población mundial, no puede acceder a ella (para saber más pinchar aquí y aquí). A esto hay que sumarle que una parte importante de la misma, sufre procesos de contaminación que obliguen a su potabilización previa a su consumo. En definitiva, la calidad del agua potable es hoy en día, un aspecto fundamental e imprescindible a tener en cuenta.

Por lo que parece, cada vez es más frecuente encontrar restos de drogas y sus derivados en el agua potable de los grifos de nuestras ciudades (también es cada vez más común encontrar restos de productos farmacéuticos). Algunas como la cafeína, nicotina, cotinina, cocaína, metadona y anfetaminas son detectados analíticamente por laboratorios de investigación y de análisis, aunque cabe explicar que la mayoría se encuentra en concentraciones muy bajas.
Hay algunos datos preocupantes en cuanto al consumo de drogas. Y es que según la ONU, entre 129 y 250 millones de personas en el mundo de edades comprendidas entre 15 y 64 años han consumido drogas ilícitas al menos una vez en 2008, siendo las derivadas de las anfetaminas, el cannabis, la cocaína y los opiáceos (heroína) las preferidas por los consumidores. Muchas de estas sustancias químicas no se degradan completamente en las plantas de tratamiento de aguas urbanas y nos llegan a casa al abrir el grifo de nuestra cocina o nuestro cuarto de baño, haciendo que estemos expuestos casi diariamente a este tipo de sustancias. Más investigación sobre los efectos de la exposición continuada en el organismo hace falta realizar, aunque es posible que tardemos muchos años en responder a la pregunta de cómo nos puede afectar.
Para más información:
Related Posts

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.