Transmitir ciencia como profesión: ¿divulgador vs periodista científico?

La divulgación de la ciencia y su difusión son actualmente dos profesiones claramente reconocidas y diferenciadas. Normalmente, la primera la suelen ocupar científicos que se dedican (en muchos casos, en su tiempo libre y motivados principalmente por la vocación) a la magna empresa de acercar la ciencia a los ciudadanos. La segunda está relacionada con el periodismo, concretamente periodistas científicos, profesionales que conocen perfectamente el medio de comunicación en el cual trabajan.
Como es lógico y común a tantas cosas en esta vida, el éxito de cada una está supeditado al beneficio obtenido en su ejecución. Desde hace mucho tiempo, la divulgación no está bien considerada en el mundo de los científicos como actividad útil para la promoción profesional, o lo que es lo mismo, no contaba dentro de los índices estándar de evaluación de la actividad científica como son los artículos publicados, los proyectos aprobados, las tesis doctorales dirigidas, etc. Eso ha hecho que sea más la vocación de cada uno la que más ha influido de cara a la producción divulgativa. Para nuestra suerte, esta tendencia está cambiando poco a poco. Y lo hace a un ritmo lento ya que el muchas veces los científicos suelen ser “bastante conservadores” en este sentido. Cada día aparecen más iniciativas promovidas por los poderes públicos (y privados aunque en menor cuantía) en este sentido como convocatorias de ayudas económicas para proyectos y actividades de divulgación, congresos, publicaciones, etc. Algunos ejemplos los iremos anunciando en este blog conforme vayan apareciendo…
Desde el punto de vista profesional, ser periodista científico es un trabajo en alza. Cada vez, en los medios de comunicación masivos y tradicionales (prensa, radio y TV) aparecen más ejemplos de cursos y másteres relacionados con el tema (que también iremos anunciando aquí a su debido tiempo). Es una profesión muy demandada actualmente.
Además, con las que se conocen como Tecnologías de la Información e internet, cada vez es más fácil ganarse la vida transmitiendo ciencia. Y aquí la eterna pregunta: ¿qué quiero ser, divulgador o periodista? Para lo cual, sería interesante tener claras una serie de conceptos e ideas que nos puedan ayudar a “encontrarnos” y que dependen en gran medida al público que van dirigidas.
La divulgación científica suele estar desarrollada por personas con una alta cualificación en ciencia (normalmente científicos aunque cada vez hay más periodistas) y suele estar dirigida a personas con cierto nivel de cultura científica, o lo que es lo mismo con cierto nivel de dificultad.
La comunicación de la ciencia es más generalista ya que debe englobar un público más amplio (en cuanto a nivel de cultura científica se refiere) y suele desarrollarse por profesionales con conocimientos periodísticos.
La difusión de la ciencia debe elegir entre la divulgación y la comunicación, y adaptarla al medio de difusión (los clásicos: prensa, radio y TV o los basados en internet: webs, blogs, wikis, foros, redes sociales, youtube, etc.).
Posiblemente y para obtener éxito en este mundo (sobre todo si se quiere uno dedicar profesionalmente), se debe elegir entre esta serie de ideas y potenciarlas en base a las capacidades de cada uno. Lo fundamental es adaptarse al medio de difusión y al público al que uno se dirige.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.