La nueva Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. ¿Mejoraremos nuestra cultura científica?

El pasado 02 de junio de 2011, salió publicada en el BOE, la Ley 14/2011, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Después de muchas enmiendas y modificaciones en el Congreso de los Diputados, por fin ve la luz la esperada ley, la cual debe fijar el cambio de nuestra economía “basada en el modelo agotado de la Construcción y el Turismo”, hacia una basada en el conocimiento, o lo que es lo mismo, en la ciencia, la tecnología y la innovación.

Estos tres conceptos los tienen muy claros los países que son actualmente las potencias mundiales. Si bien, aunque tarde, es momento de que España empiece a creerse todo lo que se dice en el Preámbulo de esta ley, ya que capacidad científica y técnica hay de sobra. Solo queda fomentarla y mejorarla, para que toda nuestra sociedad empiece a notarlo, tanto económica como culturalmente.
Si bien esta Ley es bastante completa y compleja, muchísimo más que su versión anterior de 1986 y que supuso las bases de lo que somos ahora científicamente hablando, son muchas las cosas interesantes a destacar. Como bien se puede leer aquí y aquí, no es la panacea ya que ha recibido críticas por parte de la comunidad científica, la cual esperaba una apuesta más decidida y valiente por el cambio del sistema de I+D de nuestro país.
Aún así, hay dos cosas que me gustaría resaltar de la misma (aunque son similares). La primera de ellas es la clara predisposición por la cultura científica, ya que fomentará entre muchas cosas, la divulgación de la ciencia en todos sus aspectos y ámbitos. Esto es algo que llevan mucho tiempo reclamando los científicos que se dedican a la divulgación de forma desinteresada. La segunda es el fomento de la difusión en acceso abierto, de los resultados de las investigaciones pagadas con fondos públicos, es decir, que las investigaciones llegues a todo el mundo que las quiera consultar.
Sin lugar a dudas, son dos grandes noticias, las cuales debemos estar atentos a su desarrollo futuro. ¿Es posible que sea el inicio de una verdadera cultura científica de nuestra sociedad? El tiempo lo dirá, pero aún así, todas las iniciativas, por pequeñas que sean, son buenas y están encaminadas a eso…, incluso escribiendo en este modesto blog divulgativo.

Para seguir leyendo en CompostandoCiencia:
Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.