Caracterización de las sustancias húmicas

El hecho de que las sustancias húmicas estén constituidas por una compleja mezcla de moléculas, hace su estudio particularmente difícil si lo comparamos con el de moléculas discretas. La composición de estas sustancias varía en gran medida dependiendo del material de partida y del método de extracción, por lo que para una buena caracterización de las mismas es necesario normalmente aplicar más de un método analítico.
Entre las técnicas más comunes para su caracterización podemos destacar el análisis elemental, con el que generalmente se determinan carbono, hidrógeno, nitrógeno, azufre y oxígeno, así como el análisis del contenido de grupos funcionales tales como hidroxilos, carboxilos, carbonilos y la acidez total.
El fraccionamiento según su tamaño molecular mediante técnicas de cromatografía sobre gel en columna, o el estudio espectroscópico en el visible, ultravioleta e infrarrojo son también técnicas muy comúnmente empleadas. También se pueden caracterizar por métodos degradativos, que a su vez pueden ser degradaciones oxidativas, reductivas, térmicas, etc.
Actualmente se ha ampliado el conocimiento de la naturaleza y estructura química de las sustancias húmicas, gracias al continuo y rápido progreso que se está llevando a cabo en el desarrollo y aplicación de nuevas técnicas analíticas. Algunas de estas técnicas con las que podrán dilucidarse muchas incógnitas sobre estructura, composición química, origen y mecanismo de formación de estas sustancias son:
·Análisis elemental en combinación con la determinación de los grupos funcionales.
·Espectroscopia de infrarrojo.
·Técnica combinada de cromatografía líquida y espectrometría de masas (LC/MS).
·Cromatografía de gases combinada con la espectrometría de masas (GC/MS).
·Combinación del bombardeo atómico rápido y espectrometría de masas (FAB/MS), técnica usada cuando los productos de degradación no sean sensibles a GC/MS.
·CP/MAS (Polarización cruzada/Rotación de ángulo mágico) 13C-RMN.
·1H-RMN en estado sólido, para complementar los espectros de CP/MAS.
Hasta la fecha, estas dos últimas técnicas espectroscópicas de RMN están siendo muy utilizadas debido a que permiten una mejor percepción de la estructura química de los AH, pudiendo proporcionar las “huellas dactilares” del carbono e hidrógeno de los compuestos constituyentes de una muestra sólida de AH sin deteriorarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*