Blog científico sobre compost, abonos orgánicos y biológicos
 
¿Cómo conservar el nitrógeno del compost?

¿Cómo conservar el nitrógeno del compost?

El nitrógeno es un elemento esencial para la vida y a pesar de ser el componente principal de la atmósfera (cerca del 80 % es nitrógeno gas, N2), está en una forma química muy poco biodisponible. Por este motivo es un factor limitante para el crecimiento de las plantas y por consiguiente, la producción agrícola.

Por otro lado, el compost es una fuente de nitrógeno para la agricultura muy interesante. Su contenido oscila entre el 1 y 2 % dependiendo del tipo de compost, siendo este principalmente de naturaleza orgánica. También se sabe que durante el compostaje hay pérdidas de nitrógeno, sea por lixiviación de nitratos o por volatilización de amoniaco (NH3) u óxido nitroso (N2O), lo que reduce el valor agronómico del compost resultante.

Con la idea de incrementar su contenido final, y mejorar su disponibilidad para las plantas y los microorganismos del suelo, muchos investigadores han estudiado estrategias para reducir esta pérdida, como por ejemplo:

  • Precipitación. Se añade estruvita o sales de magnesio que permiten precipitar el amonio.
  • Adsorción. Se adiciona paja mezclada con un tampón de pH (KH2PO4) o biochar para retener el amonio formado.
  • Oxidación del amonio mediante complejos enzimáticos o microorganismos.
  • Modificación de algunas variables fisicoquímicas del compostaje, como la temperatura, el tamaño de partícula, el pH o la humedad.

Todas dan buenos resultados y algunas ya son rutinarias entre los productores de compost.

La fuente:

  • Óscar J. Sánchez, Diego A. Ospina y Sandra Montoya (2017). Compost supplementation with nutrients and microorganisms in composting process. Waste Management, 69, 136-153. http://dx.doi.org/10.1016/j.wasman.2017.08.012

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.