El ciclo del nitrógeno en la Antártida. Una aproximación molecular

Desde el desarrollo de las técnicas moleculares, cada vez se tiene más conocimiento del papel de los microorganismos en los ciclos biogeoquímicos de elementos esenciales como el nitrógeno. Una aproximación molecular nos da información sobre que proteínas o enzimas microbianas intervienen en los pasos que forman dicho ciclo y de las transformaciones de las moléculas nitrogenadas presentes en los ecosistemas, así como de los factores que les influyen. También, el análisis metagenómico nos da información de los genes codificantes de las proteínas que intervienen en esos procesos, siendo una herramienta eficaz para conocer cualitativa y cuantitativamente que microorganismos están presentes y cuales son dominantes en función de los factores medioambientales.
De forma resumida, el ciclo del nitrógeno empieza con la reducción de nitrógeno molecular (N2) presente en la atmósfera a amonio (NH4+), que inicia la utilización del nitrógeno por los seres vivos, para después pasar este a nitrato (NO3-), nitrito (NO2-), y a los correspondientes óxidos de nitrógeno mediante el proceso de desnitrificación, finalizando el ciclo otra vez con la producción de N2. Los microorganismos son los únicos seres vivos que intervienen en todos y cada uno de los procesos que constituyen el ciclo del N en la biosfera, de ahí la importancia de estudiarlos.
Los estudios moleculares son muy importantes en sistemas sometidos a mucha presión antropogénica, como pueden ser los agrarios ya que nos dan información sobre los microorganismos presentes, su función y que mecanismos metabólicos utilizan para adaptarse a dicha presión. También nos sirven para conocer nuestra historia, o mejor dicho, la historia de nuestro clima y planeta. Para eso, nos tenemos que ir al caso contrario, a lugares donde la presencia humana ha sido mínima o prácticamente inexistente como es el caso de la Antártida.
En un estudio reciente, se han analizado la abundancia de determinados genes fundamentales que intervienen en el ciclo del nitrógeno en suelos de la Antártida con el fin de conocer que microorganismos son predominantes. Como se ha visto en otros estudios realizados en diversos ecosistemas (suelos, estuarios o ecosistemas marinos, etc. ), las diferentes condiciones ambientales, en el caso de la Antártida la temperatura, condiciona y selecciona en gran medida los microorganismos y como estos participan en los pasos del ciclo del nitrógeno.
A pesar de lo que podríamos pensar, en la Antártida podemos encontrar un verdadero oasis de vida…, sobre todo microbiana.
Related Posts

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.