Las zeolitas mejoran el proceso de compostaje

En varias ocasiones hemos hablado del uso de diferentes aditivos para mejorar el compostaje e incluso las propiedades agrícolas de los composts resultantes. Hemos hablado de aditivos que se usan para reducir olores y de compuestos minerales de reacción ácida, que permiten reducir el pH, y por consiguiente, las pérdidas del nitrógeno en forma de amoniaco. Entre estos destacan el azufre elemental y la estruvita. Si bien, estos aditivos dan muy buenos resultados, hay que usarlos con precaución ya que podemos incrementar la salinidad del compost. También hemos comentado el efecto del biochar reduce la emisión de gases de efecto invernadero y también, las pérdidas de nitrógeno, favoreciendo la transformación de la materia orgánica. Esto se debe en gran medida a que es muy poroso, con una gran área de absorción.

Un material similar al biochar pero de naturaleza inorgánica es la zeolita. Este mineral formado por óxidos de aluminio y silicio, tiene una gran porosidad. Las zeolitas son muy interesantes ya que poseen una gran capacidad de intercambio catiónico (es decir, que absorbe cationes), dando muy buenos resultados enmendante de suelos. Se conoce que mejora la efectividad de la nutrición nitrogenada, que reduce las pérdidas de amonio y aumenta la capacidad de retención hídrica. Con todo esto, hay estudios que han ensayado su uso como filtros para reducir la concentración de metales pesados (en forma de cationes) en afluentes acuosos contaminados.

El uso de las zeolitas en el compostaje es también muy interesante. En este trabajo que comentamos ahora, los autores han compostado estiércol de caballo al que han añadido un 1,5% en peso de zeolitas molidas, y han analizando su efecto en algunos parámetros físicos, químicos y microbiológicos durante el proceso. Además, también han estudiado las agrícolas del compost enriquecido en zeolitas sobre cultivos de rábano. Han comprobado que las zeolitas no modificaban la temperatura de las pilas, aunque si aumentaban la capacidad de intercambio catiónico de los composts y reducían la concentración de micronutrientes hidrosolubles. También reducían el contenido en determinados microorganismos no deseables como los colifornes y E. coli. Al añadir el compost con zeolitas a los cultivos de rábano, observaron que mejoraba tanto la biomasa radicular como la parte aérea, además de las propiedades del suelo.

Con esto, se concluye que añadir zeolitas durante el compostaje mejora el proceso y las propiedades del compost resultante. Eso si, como con cualquier aditivo hay que tener cuidado con la cantidad añadida, nunca siendo superior al 5% en peso, ya que puede incrementar su salinidad.

Zeolites are minerals characterized by high cation exchange capacity (CEC). This study evaluated possible effects of zeolites on improving the composting process in terms of the physical, chemical, and microbiological quality of compost and the productivity of the test plant, Raphanus sativus L. Compost enriched with 1.5% ground zeolites exhibited 62% greater degradation of organic particles sized less than 0.125 mm and 26% higher CEC than compost prepared without zeolites, while total coliform and Escherichia coli content were 96 and 36% lower, respectively. Moreover, the dried root mass of R. sativus was 21% higher with zeolite-enriched compost, subject to complementary mineral fertilization with macronutrients. The addition of zeolites to the composting process improved the quality of obtained organic compost as well as the productivity of plants grown using this compost. Given that zeolites are used mainly in the treatment of effluents in Brazil, and considering their mineralogical properties, more study is necessary to explore the effects of zeolite-enriched composts on crops with longer phenological cycles and grown in low-fertility soils.

La fuente:

Physical, chemical, and microbiological evaluation of a compost conditioned with zeolites. Fabricio T. Ramos, Oscarlina L. S. Weber, Eduardo B. Morais, Eliana F. G. C. Dores, Zoraidy M. Lima and João M P Novais. African Journal of Agricultural Research. Vol. 13(14), pp. 664-672, 5 April, 2018 DOI: 10.5897/AJAR2018.12969

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*