Introducción al método científico

La Ciencia pretende conocer el funcionamiento de la naturaleza a través del método científico. Este procedimiento empieza con la observación y el planteamiento del problema concreto que queremos resolver. Después, el científico plantea hipótesis (o afirmaciones) que puedan dar solución al problema en cuestión (o refutarlas), que demuestra empíricamente. Con estos resultados, elabora la teoría científica que explica el problema. Este esquema simplificado lo podemos ver gráficamente en la siguiente Figura:

 En las ciencias naturales (biología, física, química, etc.), podemos decir que existen dos grandes formas de evaluar empíricamente las hipótesis y que dependen en gran manera del sistema que estemos estudiando:

  1. El primero es Observacional, es decir, se estudia un sistema en sus condiciones normales (ejemplo: estudio de la población de los insectos en un cultivo ecológico de olivos) donde las variables ambientales son muy difíciles de controlar. Este tipo de sistemas son propios de estudios de Ecología.
  2. El segundo método es más Experimental, es decir, se trata de recrear el sistema de estudio en un entorno controlado (por ejemplo en un laboratorio, en un invernadero, etc.). Aquí, las condiciones ambientales están muy controladas.

 

Ambos métodos tienen sus “pros y sus contras” y como ya dije, depende del sistema que queremos estudiar (o mejor dicho, de la pregunta que queramos resolver). En el caso de la investigación en agricultura, podemos encontrar muchos estudios de los dos tipos. Normalmente suele ser costumbre hacer uno del segundo tipo (Experimental) antes de pasar al primer tipo (en condiciones ambientales más reales). Esto se debe fundamentalmente a la complejidad del Observacional frente al Experimental, ya que en este último es más fácil ver las relaciones de los factores que estudiamos con los resultados obtenidos.

En cualquier caso, en las ciencias experimentales necesitamos dotar a los experimentos de una componente matemática que nos sirva para dar robustez a nuestras afirmaciones basadas en nuestros resultados. Esto se hace usando la estadística como herramienta y esta, a su vez, dependerá de si el experimento es Observacional o Experimental.

Aunque este tema es largo y complejo, en un futuro post discutiremos sobre algunos conceptos básicos de diseño de experimentos basados en el método factorial 2n, el más usado en ciencias agrícolas. Mientras, os recomiendo las siguientes lecturas:

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*