Cómo hacerte tu propio cromatógrafo de gases

Un cromatógrafo de gases es un instrumento muy interesante que sirve para identificar y cuantificar compuestos gaseosos de una mezcla. Consta de varios componentes como el sistema de inyección (por donde entra la muestra a analizar), la columna cromatográfica (donde se produce la separación de los compuestos), el detector (que registra sus propiedades químicas) y el transductor de señales (que traduce estas señales a impulsos eléctricas que a su vez se transforman en datos que podemos interpretar). Un equipo de estas características sirve para medir gases permanentes como el CO2, N2 y O2, y también otro tipo de gases como hormonas vegetales tales como el etileno. En definitiva, es un equipo muy versátil y muy útil en investigación.