El compostaje de estiércol «insitu» mejora el bienestar animal

Las granjas de vacas lecheras generan grandes cantidades de estiércol que es necesario gestionar. El compostaje es una técnica eficaz que permite convertir este residuo en compost apto para su uso en agricultura. Una alternativa reciente a esta técnica es que el compostaje se haga dentro de las propias granjas, en el mismo lugar donde habitan las vacas. Para eso es necesario añadir como cama materiales ricos en carbono como la paja o el serrín, que mezclados con las deyecciones del ganado y removiendo de forma periódica, se irán compostando poco a poco. Dicho lecho no debe ser muy profundo, de unos 30-40 cm como mucho, lo que mejora la descomposición, tal y como puede apreciarse en el siguiente vídeo: