¿Cómo incrementar los nutrientes de un compost?

El compost es una fuente de materia orgánica, microorganismos beneficiosos y nutrientes para las plantas como el nitrógeno (N), el fósforo (P) y el potasio (K), aunque es habitual que estos últimos estén en concentraciones modestas.

Por esta razón, muchos investigadores han estudiado cómo incrementar su contenido y disponibilidad en el compost con el fin de mejorar sus propiedades agronómicas. Dos son las estrategias más habituales para conseguirlo:

  1. Añadir materiales ricos en dichos nutrientes.
  2. Incorporar microorganismos que favorezcan su disponibilidad.

Algunos ejemplos exitosos son los siguientes:

  • Para el caso del N: urea, cianamida, estiércoles, nitrato amónico cálcico, Pseudomonas fluorescens, Aspergillus niger, A. flavus, Trichoderma harzianum, A. awamori, A. nidulans, T. viride, Phanerochaete chrysosporium o bacterias diazotróficas (fijadoras de nitrógeno).
  • Para el caso del P: estiércoles varios, roca fosfórica, sales de magnesio, A. niger, T. viride, A. flavus, T. harzianum, A. awamori, A. nidulans, T. viride o P. chrysosporium
  • Para el caso del K: residuos de plátano

Estas estrategias incrementan el contenido de nutrientes en el compost, y a su vez sus propiedades agronómicas, repercutiendo en mayores rendimientos y productividad agrícola en comparación con la fertilización habitual.

  • La fuente:
    Óscar J. Sánchez, Diego A. Ospina y Sandra Montoya (2017). Compost supplementation with nutrients and microorganisms in composting process. Waste Management, 69, 136-153. http://dx.doi.org/10.1016/j.wasman.2017.08.012

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.